¿Cómo evitar la entrada de polen en casa?

evitar el polen en casa. Chica estornudando

El polen ha sufrido un incremento bastante notable debido al cambio climático y la contaminación. Las variaciones en los patrones climáticos han provocado los ciclos de la polinización, que se han visto ampliados en el tiempo. Además, la contaminación también hace acto de presencia mediante las partículas de diésel, que funcionan como transportadoras de polen y facilitan su presencia en el aire. Pero, ¿Cómo podemos evitar el polen en casa?

Las gramíneas, por ejemplo, son plantas que afectan mucho a las personas que sufren alergias en nuestro país. Y, para reducir los molestos efectos de las alergias, es necesario tomar medidas necesarias.

¿Por qué es importante reducir el polen en casa?

La casa puede convertirse en un refugio anti polen perfecto y sin tener que renunciar al contacto con la naturaleza. Ciertas plantas, filtros y hábitos pueden ayudarnos a lograr un aire más sano.

Se estima que 1 de cada 5 personas sufren algún tipo de alergia al polen, así que es posible que tengamos en nuestros círculos sociales a alguien que se vea afectado por las alergias. En el exterior poco se puede hacer para evitar el polen, pero en casa es posible tomar medidas eficaces para evitar que el polen entre en el hogar. No estamos hablando de que nos encerremos en casa a cal y canto, sino de reducir la concentración de alérgenos en el aire.

De esta forma, también se evitará que otros agentes irritantes o contaminantes como el polvo o los ácaros estén en el aire y que puedan afectar a nuestro sistema respiratorio.

flores y gramíneas dentro del hogar

Cómo evitar el polen en casa

Podemos encontrar diferentes maneras de evitar que el polen se cuele en nuestra casa. A continuación, vamos a detallar algunos de ellos:

Monitorear los niveles de polen

Controlar los niveles de polen durante la temporada alta y donde haya una gran cantidad de polen en el aire. Una buena manera de saber esto es mirar en los medios de comunicación, sistemas meteorológicos, así como apps que pronostican los niveles de polen en el futuro.

Quedarse en casa los días secos

Es mejor quedarse en casa aquellos días que sean más secos y ventosos, puesto que el polen es posible que esté en el aire. Tenemos que cerrar puertas y ventanas para eliminar la entrada de polen en el hogar. Por el contrario, cuando el ambiente está húmedo y ha llovido, el polen cae en el aire, así que es mejor realizar las tareas al aire libre para aquellos días nublados tras una lluvia fresca.

Cambiarse de ropa

Quitarnos la ropa que hemos estado usando fuera y ponerla en la lavadora de manera inmediata tras entrar en el hogar. Posteriormente, es bueno tomar una ducha y lavarse el pelo tan pronto como sea posible, ya que el polen puede quedar atascado en los folículos del pelo y causando problemas de alergia. Igualmente, el polen puede aferrarse a las fibras de los tejidos de las prendas, por lo tanto, es mejor no colgar la ropa a secar en días donde haga bastante viento.

Mejor usar el aire acondicionado

Usar el aire acondicionado en lugar de los ventiladores durante la temporada de polen, ya que estos últimos situados cerca de la ventana pueden hacer que el polen entre en el hogar, se reparta por toda la estancia y deposite las partículas en los muebles y ropa de hogar. Por el contrario, el aire acondicionado incluye un filtro antipolen y anti alérgenos (HEPA) que reduce la posibilidad de que el polen acceda al hogar desde el exterior.

aire acondicionado con filtro HEPA

No cortar el césped con alta tasa de polen

Para los que tienen un jardín con césped. Hay que evitar cortar el césped cuando los niveles de polen y factores como el viento sean altos. Igualmente es recomendable tener el césped por debajo de los 12 cm para minimizar los efectos del polen.

Por ello mismo, es mejor que el jardín esté libre del polen que produce la maleza o el pasto de plantas como ortiga, ambrosía, artemisa, entre otros.

Cerrar puertas y ventanas

Ya sabemos que el polen accede al hogar por las puertas y ventanas. Por ello, tenemos que evitar ventilar la casa cuando los niveles de polen son altos. Es mejor optar por abrir las ventanas por la noche, cuando la concentración de polen en el aire es mínima. Y, como ya hemos dicho, evitar hacerlo cuando haya viento.

Reducir la fuente del problema

Si el polen se encuentra en el arbolado o las plantas de nuestro jardín, hemos de reflexionar sobre si merece o no la pena reestructurar el jardín para evitar que las corrientes de aire puedan transportar el polen hasta las ventanas o, incluso, eliminar las plantas que producen la alergia.

Consejos para limpiar y evitar reacciones alérgicas

A veces no basta con tomar medidas para que no entre el polen en el hogar, puesto que no dejan de ser partículas muy pequeñas y que no vemos a simple vista. Una manera de eliminar por completo el polen dentro del hogar es seguir los siguientes consejos.

Deja el polen afuera

Ya hemos señalado esto, pero es un punto importante a tener en cuenta. La mejor manera de evitar que entre el polen en el hogar es no invitarlo a entrar, como quien dice. Es mejor no abrir las ventanas entre las 12 de la mañana y las 3 de la tarde ya que son las horas de mayor concentración de polen en el ambiente. En la ciudad, el nivel de polen suele ser más alto por la noche, mientras que en el campo es más elevado por la mañana. También existen rejillas especiales para evitar que entre el polen o mejor, optar por colocar mosquiteras para puertas y ventanas.

ventana abierta con mimosa de fondo

Aspirar la entrada todos los días

El polen cuando estamos en el exterior se adhiere a la ropa y al calzado, así como en las patas de nuestras mascotas cuando las sacamos a pasear, por lo que de forma inevitable el polen y otros alérgenos entran en casa. Una opción para evitar que no pase del recibidor es descalzarse nada más entrar por la puerta exterior y cambiarse de ropa cuanto antes.

De igual modo, ante las dudas, es bueno aspirar el suelo a diario, sobre todo en los accesos principales y el pasillo, que suelen ser las zonas donde más se concentra el polen.

Aspirador con filtro HEPA o agua

Dentro del mundo de las aspiradoras podemos encontrar algunos modelos que piensan en las personas alérgicas. Estos aparatos incluyen un filtro HEPA y una gran capacidad de retención para evitar que los alérgenos escapen por el sistema de la aspiradora. Los filtros HEPA de clase 11 retienen hasta el 95% de las partículas de ácaros, polvo y el polen, mientras que los de clase 13 pueden eliminar hasta el 99.95%.

Del mismo modo, cuando vaciamos o cambiamos la bolsa o depósito es un momento delicado. Es mejor que al retirarlas sea alguien que no sufra alergia alguna, ya que alguna partícula puede salir del contenedor.

También podemos escoger una aspiradora con filtro de agua, ya que el polvo y otros alérgenos quedan retenidos en el agua y se asegura que no puedan salir.

aspiradora limpiando el suelo

Toallitas antipolvo

Otra manera de eliminar el polen y otros alérgenos de forma eficiente es utilizar una toallita anti polvo, ya que los retiene entre sus fibras y no se esparcen por la estancia. Es una mejor opción que las toallitas desechables, que son muy prácticas, pero crean una gran cantidad de residuos, por lo que es más sostenible optar por un paño de microfibras húmedo o un paño bien escurrido.

Otro consejo es que las personas alérgicas a ácaros ventilen durante y después de la limpieza la zona limpia para ventilar la zona y que el polvo no se mantenga en suspensión en el ambiente.

Mosquitera antipolen el mejor aliado

mosquitera con restos de alérgenos

Las mosquiteras antipolen podemos verlas en múltiples formatos, como son las mosquiteras correderas o mosquiteras enrollables. Están confeccionadas con poliéster y aseguran retener gran parte de las partículas de polen y otros microorganismos. Son recomendadas en áreas de descanso, puesto que son zonas donde es más fácil que el polen acceda al hogar, como son pasillos, habitaciones o el comedor.

Con el uso de este tipo de mosquiteras nos aseguramos de que, al abrir las puertas y ventanas, no entrará nada del exterior, ya que no solo evitan la entrada de insectos, sino también polvo y otras partículas como el polen. Tanto el polen como el polvo son los principales desencadenantes de procesos alérgicos, por lo que, si padecemos algún tipo de alergia, las mosquiteras antipolen son la mejor opción para tener una casa aireada y, a la vez, libre de partículas y microorganismos.

En conclusión, podemos encontrar múltiples formas de evitar el polen en casa. Es un problema que podemos resolver fácilmente siguiendo los consejos que te hemos presentado en este artículo. En Mosquiteras24h tenemos mosquiteras que te ayudarán a que el polen no entre en tu hogar.

Deja tu comentario