Cómo limpiar persianas

La limpieza es uno de los puntos más importantes en cualquier hogar. Eso incluye a todo tipo de persianas, que son elementos que tienen mucho contacto con el exterior y que soportan cosas como los rayos ultravioleta del sol, el viento y la lluvia además de la contaminación.

Si tienes persianas alicantinas de madera, que son uno de los tipos que con más facilidad encontramos, seguramente te interesará conocer cómo limpiarlas.

Persianas en una ventana

Debes tratar de limpiar tus persianas al menos una vez al mes, incluso buscar la manera en la que te sea más fácil limpiar la parte que da al exterior. Esta debe ser una de tus máximas prioridades a la hora de la limpieza en casa, tanto como lo es el sofá, la cama o cualquier otro objeto.

Vamos a pensar en varios consejos que te pueden venir bien a la hora de hacer la limpieza, fíjate en estos consejos:

Usar el aspirador

Algo tan sencillo como usar el aspirador nos puede facilitar la vida a la hora de limpiar nuestras persianas. Aspira a través de los listones usando el cepillo como accesorio.

Esto te puede ayudar a llegar además a zonas altas en exterior donde nos es muy difícil llegar. Lo único con lo que tenemos que tener cuidado es con el peso del aparato, siempre va a ser mejor usar un aspirador ligero.

Usar el plumero

El plumero puede ser otro instrumento que te ayude, conseguirás limpiar con poco esfuerzo bastante, sobre todo en las zonas exteriores.

Ten en cuenta que esto no va a ser una limpieza muy profunda, pero es una buena opción para acostumbrarse a dar un paseo por las persianas mientras hacemos una limpieza corta.

Trapo húmedo con limpiacristales

Humedece un trapo y usa limpiacristales para el exterior de la persiana. Este es un método que requiere más esfuerzo, pero si en tu caso las persianas son pequeñas o no te cuesta ningún esfuerzo limpiar desde fuera (en un jardín, por ejemplo) es la mejor idea y la más cómoda.

Limpiaparquets para las persianas de madera

Si tus persianas son de madera no es aconsejable que uses productos para cristal. Pero si puede venirte bien usar un limpiaparquets. También lo haces con un paño húmedo y pasándolo por la persiana. Recuerda, cuanta mayor superficie abarques, mejor.

La ducha

En algunos casos, las persianas son desmontables, por lo que es el mejor momento para eso, desmontarlas y llevarlas a la ducha. Allí tendrás todas las facilidades para limpiar a consciencia tu persiana. Puedes usar agua tibia y algo de detergente (sobre todo si hablamos de persianas de PVC). Después, déjalas secar durante un tiempo para montarlas de nuevo después.

Persianas

Limpiar los listones

Lo ideal es tener dos posiciones de limpieza, una con los listones de la persiana cerrados. Puedes pasar una esponja con agua y detergente para hacerlo y luego repetir la operación con los listones abiertos, de esa manera, la limpieza será mucho más profunda.

Estos consejos los puedes aplicar con cualquier tipo de persiana, es importante asegurarse de los productos que puedes usar con referencia al material de cada persiana. Por ejemplo, esto es importante si tienes persianas de madera, ya que si son de PVC no tendrás demasiado en lo que preocuparte al respecto.

Las persianas es un elemento muy útil en una vivienda que aportan muchas más ventajas de las que puedas imaginar. Por eso, es tan importante su mantenimiento. Por no hablar de su función como decoración, algo de lo que poca gente habla, pero igualmente importante.

Si aún no tienes persianas o quieres cambiar las que tienes, aquí puedes encontrar persianas alicantinas de madera o PVC.

Deja tu comentario