PERSIANAS ALICANTINAS


Las persianas alicantinas son una opción ideal para cubrir las necesidades de tu hogar durante los meses de primavera y, especialmente, en verano. Cuando los insectos voladores y el calor pueden ser un problema. 

En esta época del año, las cortinas alicantinas serán tus aliadas. Pero, además, vestirán tu hogar con un toque de elegancia y coquetería durante todo el año. Su especial diseño y funcionalidad, hacen de ellas un producto ideal para espacios exteriores y ventanas. 

¿Qué son las cortinas alicantinas?

Son una tipología de persiana que consta de un engranaje de lamas, y están ensambladas lateralmente con grapas de acero. Para subir y bajar, cuentan con un cordón con una polea. 

Características compartidas de toda cortina alicantina

Una historia con encanto

Como su propio nombre indica, las persianas alicantinas tienen su origen en Alicante. Su historia es interesante, te la resumimos. 

En el siglo XIX la tradicional producción de vino de la región se expandió a otras zonas y los alicantinos vieron en la fabricación de ventanas una oportunidad económica.

Estas cortinas de estilo oriental se hacían tradicionalmente con el armiento de las vides. Cortaban trozos pequeños y los unían con alambres. Más tarde, se pasó a su fabricación con lamas y así hasta la actualidad, donde contamos con una gran variedad de modelos y estilos.

Materiales de las persianas alicantinas

Lo normal es que estas cortinas se fabriquen a partir de uno de los dos materiales siguientes.

  • PVC: esta tipología de cortinas es más económica. Además son ligeras y duraderas.
  • De madera: estéticamente es la opción más atractiva, sin embargo hay que tener en cuenta el lugar en el que se van a ubicar. No olvides que la madera es un material vivo, que fluctúa con las temperaturas.

Ventajas de las cortinas alicantinas

No hay duda de que estas cortinas ofrecen toda una serie de ventajas que las hacen una de las opciones más atractivas del mercado a la hora de vestir ventanas y espacios exteriores.

  • Filtran la luz solar: su diseño las hace ideales para filtrar el sol y crear un espacio sombreado.
  • Dificultan la entrada de insectos: permiten que los insectos se mantengan fuera de la estancia o espacio en el que se encuentran instaladas.
  • Saludable: evita el recurso a productos y sprays para deshacerse de los insectos.
  • Atractivas: visten con elegancia y carácter acogedor los espacios en los que se instalan.

¡Házte con la tuya!