Tipos de persianas alicantinas

Las persianas alicantinas resultan económicas y funcionales. Gracias a la variedad de modelos existentes, podrás combinar su estética sin problemas con la decoración de tu hogar. Descubre los tipos de persianas alicantinas y escoge el que más te guste.

¿Cómo son las persianas alicantinas?

Los tipos de persianas alicantinas consisten en una serie de lamas unidas entre sí por unos ganchos de alambre galvanizado. ¿Por qué de este material y no otro? Pues para prevenir oxidaciones. Las cortinas de esta clase se accionan con un cordón, de manera manual.

Las primeras persianas alicantinas se fabricaban con ramas y hojas de vid. Y es que son originarias del pueblo Sax, cuya economía se basa en las vides. La finalidad de estas primeras cortinas era frenar el paso de la luz solar y del calor. Asimismo, era una de las claves sobre cómo evitar que entren las moscas en casa.

Con los años, este complemento del hogar ha ido evolucionando, hasta dar lugar a los modelos que hoy vamos a presentar.

persianas alicantinas en balcones de edificio

¿Cómo funcionan las persianas alicantinas?

La entrada de la luz y el calor del exterior se controla subiendo o bajando la cortina alicantina. En su parte de arriba, encontrarás un listón sujeto al mecanismo que permite hacerlo. Se trata de una cuerda que recorre las lamas, atravesando un agujero superior con una polea (metálica o de plástico). Cuando se tira de la cuerda, la persiana se recoge.

El corredor se puede permanecer a la altura que quieras, atando el cordón. Aunque hay modelos que incluyen un freno para ello.

Cambiar la cuerda de una persiana alicantina puede ser necesario si ésta no funciona correctamente.

¿Cuántos tipos de persianas alicantinas hay?

Principalmente, hay dos tipos de persianas alicantinas según sus materiales de fabricación: las de madera y las de PVC.

Persianas alicantinas de PVC

Las persianas alicantinas de PVC son más resistentes y duraderas. Se recomiendan en lugares de climas extremos, ya sea en verano o en invierno. Su aspecto se parece a las de madera, habiendo modelos que la imitan. Son más ligeras porque sus lamas están huecas.

Persianas alicantinas de madera

Las persianas alicantinas de madera tienden a ser las favoritas de la mayoría, ya que son las cortinas de toda la vida y son muy estéticas. Una de sus principales ventajas es que puedes cambiarle el color cuando te apetezca. Pero tienen un inconveniente: requieren de más mantenimiento.

¿Dónde se pueden instalar ambos tipos de persianas alicantinas?

Se pueden colocar en pérgolas, terrazas, balcones, escaparates, vallas y ventanas. También son empleadas para la separación de espacios o para el revestimiento de paredes exteriores.

Son perfectas para dotar de intimidad, así como de estilo elegante, rústico y veraniego. Las persianas de PVC se encuentran, sobre todo, en habitaciones.

Crea ambientes diferentes con persianas enrollables

En ámbito decorativo, muchos chiringuitos de playa y terrazas de hoteles demandan estas cortinas enrollables para crear ambientes selectos. Además, triunfan en las casas rústicas o de campo por su toque natural.

¿Cómo medir una persiana alicantina?

Si te preguntas cómo medir las persianas alicantinas, plantéate si las quieres por dentro o fuera de la ventana. Luego, mide el hueco de ésta y calcula los centímetros que deseas que sobresalga la cortina.

ventanas con dos persianas alicantinas de color verde

Ventajas de las persianas alicantinas

Ambos tipos de persianas alicantinas aíslan de la luz y del calor, por eso se estilan tanto en el Mediterráneo, donde el verano es caluroso y hay muchas horas de sol. Vamos, que permiten suavizar sus altas temperaturas interiores. Además, frenan el paso a los insectos y mejoran la estética del hogar.

Fácil instalación y económicas

Cómo instalar una persiana alicantina es una labor que cualquier puede realizar. Incluso las de madera (algo más pesadas) son bastante manejables. Y hacerlo no te dolerá en el bolsillo, pues son un producto muy económico.

¿Las persianas alicantinas son fáciles de limpiar?

No te preocupes por cómo limpiar persianas alicantinas, que es una tarea muy simple. La clave está en repasarlas frecuentemente para que la suciedad no se quede incrustada.

Para cortinas de PVC, emplea una solución limpiadora líquida y un paño de microfibra. Si hablamos de manchas persistentes, combina agua con vinagre, jabón o amoníaco, frotando con un cepillo.

Para modelos de madera, usa productos para este material con una bayeta. Y recuerda que el exceso de agua puede dañar la madera.

Criterios de compra

Conviene conocer ciertos criterios antes de instalar alguno de los tipos de persianas alicantinas en tu vivienda. Por ese motivo, te contamos varios aspectos a tener en cuenta sobre estas cortinas:

Materiales y colores

Los lamas, tanto de plástico como de madera, acostumbran a ser de tonos claros. Aunque, dependiendo del negocio, las posibilidades se amplían. Los mejores para lograr un decorado óptimo, por lo general, son: azul, verde, marfil, gris y blanco. En el caso de las cortinas de madera, éstas también pueden ser barnizadas.

Las alicantinas de madera pintadas pueden perder color con el paso del tiempo, por lo que requieren mejores cuidados.

Garantía

A pesar de ser un producto sencillo y barato, que no tendría dar problemas ni a corto ni a largo plazo, es mejor que cuenten con garantía de compra. Mejor prevenir que curar.

Instalación

Piensa bien dónde se van a ubicar los tipos de persianas alicantinas, ya que debes cerciorarte de que los ganchos sean fáciles de poner. Y no olvides tomar correctamente tanto el ancho como el alto.

Medidas

Como comprador, escoger el tamaño que mejor se ajuste a tus necesidades y al espacio donde desees colocarlas. En nuestra tienda, puedes seleccionar entre 10 y 350 cm de alto y entre 10 y 200 cm de ancho.

Persianas para exteriores de madera

Cuando montes persianas alicantinas para exteriores, no olvides las características del producto. La madera maciza barnizada suele ser la más recomendada para estos espacios, dada su resistencia a los rayos UV. Por otra parte, la madera de pino soporta mejor la intemperie que los estores de bambú exterior.

Asimismo, el engarzado de las lamas ha de llevar una cadenilla metálica de unión galvanizada y anticorrosión.

Persianas para exteriores de PVC

Si te preguntabas por qué se siguen usando las persianas alicantinas de plástico, es porque las lamas de PVC también presentan sus ventajas. Aguantan bien la intemperie y la radiación solar. Además, son más manejables y baratas.

Por cierto, para que sean de buena calidad, tienen permitir la circulación del aire a través de su enrejillado.

Conclusión 

Ahora conoces los dos tipos de persianas alicantinas existentes en el mercado. ¿Con cuál te quedas? Como hemos expuesto en este post, ambos brindan sus ventajas e inconvenientes. Pero, sin duda, son un complemento que toda casa necesita para regular la luz y el calor, así como para mantener a los insectos fuera. Al igual que las mosquiteras enrollables.

Deja tu comentario